Tianguis de palabras: semana 1

books2

Ok ok, la verdad, y aunque me apene admitirlo, he ignorado a mi conciencia por muchas semanas. He fingido que basta que publique un par de canciones de mi interminable itunes o unas cuantas palabras de genios poetas, para mantener a mi lindoyquerido activo y sincero. Pero la realidad es que cuando una se atreve a dejar entrever parte de quien es a completos extraños vale la pena hacerlo de la manera correcta.

En mi saludo a este blog, di la promesa de compartir mi humilde opinión al respecto de cosas que me gustan y que estoy segura que pueden llegar a gustar a muchos más y sinceramente han sido muy pocas las ocasiones en las que he tomado en serio este objetivo. Como aún sigo aprendiendo, intentaré comenzar por las cosas que conozco, o al menos por las que más me mantienen de merolico (a.k.a parlanchina) que son, nadie se debería sorprender: los libros.  

Ya publiqué lo que yo considero una guía sencilla de cómo aprender a ser lector, o al menos uno moderadamente constante. Más adelante tengo planeado abordar las ventajas y beneficios que al menos a mí me ha dado la lectura (más allá de los convencionales) pero de momento me conformaré con compartir mi Tianguis de palabras en donde encontrarán semana tras semana algunas recomendaciones de libros para quienes están ávidos de revestirse con nuevas historias.

Intentaré ser breve, sencilla y clara sobre qué leer y por qué leerlo.

Ahí les voy.

Enjoy!

Cuentos de Eva Luna

¿De quién? Isabel Allende
¿Sobre qué? Básicamente se trata de un compendio de pequeñas historias de amor de todo tipo, con la mujer como centro del relato que supuestamente cuenta Eva Luna (Personaje icónico de la autora) a su amante, muy al estilo Las mil y una noches. 
¿Por qué? Su lectura es rápida y exquisita, cada cuento no pasa de 20 páginas pero en su mayoría resultan más profundos que varias obras que he leído de anchos grosores. Muchas de las historias sacan sonrisas, otras tantas suspiros y unas pocas lágrimas rojas que valen la pena ser derramadas. Finalmente, por ser cuentos cortos no requiere ni mucho compromiso ni mucha memoria para los nombres y roles de los personajes.

“Tenía el nombre de Belisa Crepusculario, pero no por fe de bautismo o acierto de su madre, sino porque ella misma lo buscó hasta encontrarlo y se vistió con él. Su oficio era vender palabras.(Fragmento del cuento Dos palabras)

The Catcher in the Rye

¿De quién? J.D. Salinger
¿Sobre qué? Un adolescente norteamericano de posición acomodada en Nueva York de mediados del siglo XX que narra unos cuantos días de su vida en donde todo su mundo se pone de cabeza tras ser expulsado de su prestigiosa escuela.
¿Por qué? Es uno de los libros con mejor desarrollo de personaje que he tenido oportunidad de leer, uno cree que está dentro del cerebro del protagonista, de un adolescente enojado con la vida. Holden (el mocoso del que hablo) es increíblemente auténtico, espontáneo y sensible. Se trata de un relato atípico, porque el protagonista tiende más a ser antagonista que puede no caerle bien al lector por su rebeldía y sobre todo aparente indiferencia. Finalmente, es considerada una de las obras norteamericanas (a.k.a gringas) más perfectas, junto con The Great Gatsby (Que como spoiler, es mencionado en el libro)

Si de verdad quiere escuchar la historia, lo primero que querrá saber es dónde nací, cómo fue mi patética infancia, cómo mis padres estaban ocupados antes de tenerme, toda esa mierda estilo David Copperfield, que yo no quiero contar, para serle franco.

Ensayo sobre la ceguera

¿De quién? José Saramago
¿Sobre qué? Un mundo en donde la gente pierde la vista de un momento a otro.
¿Por qué? Es un libro fuerte, crudo y que llega a la cabeza del lector sin pedir permiso. Es una historia cargada de simbolismo y reflexión sobre la naturaleza humana ante la necesidad de guiarse por sus instintos. Por momentos quita el aliento, aflora las emociones y sobre todo provoca consciencia sobre la corporeidad de uno mismo: aviva los sentidos y el deseo de observar y aprender del entorno. Saramago hace frente a una hipótesis que más de una persona se han planteados: ¿Qué pasaría si todos nos volviéramos ciegos.

Creo que nos quedamos ciegos, creo que estamos ciegos, ciegos que ven, ciegos que, viendo, no ven.

¿Opiniones?
– Anapdelab

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s